sábado, 10 de julio de 2010

30 de junio de 2010

Querido Joel,

Te escribo esta carta que nunca recibirás para decirte que vas a tener un hermanito o hermanita. Ha sido, no una sorpresa, pero sí una sensación desconocida de contención a la vez que de alegría. La ilusión y el disfrute ya son otra cosa, porque creo que ésa es la parte que se fue cuando te marchaste. Para mí el embarazo que ahora empieza no es más que el puente hacia una nueva vida, pero ya nunca más una situación de ternura y esperanza emborrachada de triunfalismo. Amo a este nuevo bebé con la misma intensidad que a ti y que a Xavi, pero mientras no le tenga en mis brazos no quiero pensar demasiado, ni sentir tanto como contigo, sino tan sólo que pasen estos meses de angustia lo más rápidamente posible y que esta historia empiece a escribirse como corresponde: desde su piel hacia la mía.

Quiero pensar que algo de ti estará ahí, que velarás por nosotros y que no permitirás que el dolor tiña de negro nuestras vidas que tanto han cambiado desde aquel fatídico día en que dejaste mi seno y te arrancaron para siempre de mí. Te quiero, hijo mío, te quiero con toda mi alma. Nadie ocupará tu lugar, ni habrá un segundo hijo que no seas tú. Y hasta el último de mis días te tendré en mi pensamiento y en mi corazón.

Ahora sé que no tengo que pedirte perdón, porque mi pena la pagué con creces durante mucho tiempo. No pude hacer nada por salvarte, puesto que ni mi vida pude entregar por ti. Sin embargo, he pagado con el dolor físico y el mental una sentencia que tú no me impusiste. Hoy vengo a darte las gracias, porque me has cambiado, porque me has hecho mejor persona y porque tu paso por nuestras vidas ha sido precioso y siempre lo recordaremos por eso. El dolor no eras tú. Tú eras la luz y el camino llano que conduciría mi vida. Gracias, Joel, porque ahora sé bien el valor del amor.

Algún día, nos volveremos a encontrar en la misma luz en la que te dejé y te abrazaré para siempre, pero mientras tanto voy a mirar hacia delante y a seguir soñando con los pies un poquito más en la tierra.

Tu madre que te quiere,

Paty

5 comentarios:

Evelyn Jeab dijo...

QUE PRECIOSO POST!! ME ALEGRO MUCHO LEERTE ASI, SE NOTA UN AIRE DE DESCANSO ENT U ESCRITO, Y YA VERAS COMO SI TENDRAS TU OTRO HIJO!! ES UN REGALO QUE TE HA DEJADO JOEL DESDE SU CIELO PARA TI !! PORQUE TE AMA !! BESITOS

turquesa dijo...

Gracias, Evelyn, siempre has estado ahi y te lo agradezco muchisimo. En verdad voy sintiendo paz y recordando las cosas bonitas.

Mariana y Pablo dijo...

Ohh que bonitas palabras. Seguro que no reemplazará a Joel, pero es una nueva ilusión. Muchas felicidades!!! Un abrazo muy fuerte.

bea dijo...

PUFF NENA QUE CARTA MAS BONITA,SE ME SALTAN LAS LAGRIMAS POR TODO LO Q DICES...FELICIDADES....MUAKKK

PATRY dijo...

Muchisimas felicidades por ese nuevo embarazo !
Seguro que Joel desde donde esté velará por vosotros.
Un beso