martes, 6 de abril de 2010

6 de abril de 2010

Sinceramente, no sé muy bien cómo empezar, ni tan siquiera lo que voy a escribir. Pero eso sí, siento que lo necesito, aunque no tenga demasiado sentido.

Estoy decepcionada, porque realmente pensaba que el cielo tenía una deuda conmigo y que en esta ocasión me la iba a pagar. No pensaba de ninguna forma que eso me resarciera de lo ocurrido, porque a mi hijo nada ni nadie me lo va a devolver ya. Sin embargo, el hecho de recuperar mi sueño era una forma de volverme a reconciliar con la naturaleza, una forma de creer de nuevo en una justicia, fuere como fuere.

Y aquí estoy, con la moral por los suelos, sangrando muchísimo y con la incertidumbre de lo que haré a partir de ahora.

El médico me ha dicho que ha sido un aborto ovular, lo que la mayoría entendemos por un microaborto o aborto químico. En esta ocasión ha estado muy cerca de la semana 5 de embarazo, que es el límite a partir del cual se le considera un aborto convencional. Según él, no tengo que hacer absolutamente nada y, si quiero, puedo seguir con la búsqueda. No obstante, me ha advertido de que este próximo ciclo puede ser irregular y que no tengo muchas posibilidades de lograrlo.

Qué voy a hacer?? ni idea. No tengo ganas de pensarlo hoy. David se ha venido un poco abajo al verme a mi tan abatida. Me he llegado a plantear si no sería mejor dejarlo ya y empezar a ser feliz con lo que tengo. La resignación nunca ha sido mi consigna, pero llega un momento en que parece la mejor opción.

Merece la pena seguir luchando por una meta que se mueve y se aleja tan a menudo? Ojalá tuviera la respuesta, ojalá mañana me despierte con la misma decisión que siempre he mostrado ante las adversidades, ojalá desaparezcan las nubes negras del horizonte y pueda sonreir de nuevo.

6 comentarios:

Evelyn Jeab dijo...

Patry, no sabes como me costó leert tu post, y se que estaras cansada de escuchar ese lo siento !! que aveces lo odias,y creo que no debes resignate, para mi la esepranza es lo último que se pierda, y mientras haya vida,ganas y fe hay esperanza, no te desanimes, que aún no esta escrita la última palabra, todo tiene su tiempo, y si en las consginias de Dios está un nuevo hijo estará porque para él no hay nada imposible, no quiero que te desanimes, ni te resignes, tu eres muy valiente, y este mundo es de esas personas, los débiles se retiran de las batallas sin nisiquiera haberlas luchado todas, te envio un abrazo muy muy fuerte, y no te voy a decir lo siento, te voy a decir, adelante, que lo que está atrás te quita vida, te da desilucion, estremece tus entrañas, te hace daño, te vuelve débil, concéntrate en tu ilusión, en tu fe de dar vida a una nueva vida y ya verás como todo se ve de otro color, Dios te bendiga y te conceda todos los deseos de tu gran corazón !!

Natilandia dijo...

Ojalá pudiera estar al lado tuyo para darte un abrazo y decirte que sigas intentando!!.
Entiendo q te sientas abatida, como te entiendo, pero hay q seguir luchando...
Es como dice Evelyn, debés estar harta de escuchar "cuanto siento lo de Joel", no? a todos nos pasan cosas, por ejemplo a mi me pasó de enterarme que mi hermano era esquizofrénico y eso me mató, de un día para otro empezó a decir y hacer incoherencias hasta q un día salió desnudo a la calle y terminó internado en un psiquiátrico. Fueron meses de llanto y llanto y llanto ¿como pudo pasar esto? ¿porque a mi? si el estaba bien y de golpe esto!... ahora lo acepto y vivo con ello día a día, pero duele, te entiendo tanto...
BEsote y abrazo enorme!

mari carmen dijo...

patri, ya veras como el sol no va a tardar en salir...ya mismo amanecera un dia muy soleado.

mucho mucho animo, ojala pudiese darte una abrazo.

un beso muy muy grande

Elena dijo...

Patryno se bien ni q decirte,me gustaria darte un abrazote muy fuerte y decirte cuanto te admiro,eres una mujer muy valiente.

No pierdas las esperanzas,si este mes no se puede pues el q sigue,no te rindas.

turquesa dijo...

No paro de daros las gracias, pero de verdad que es lo que siento cuando os leo. Ayer escribí lo que sentía, el desánimo de ver que las cosas nunca parecen funcionar. Pero hoy me siento diferente, como si vuestros comentarios y los del resto de la gente que me conoce me hubieran recargado las pilas. Creo que tenéis razón, no me puedo rendir cuando llevo tanto camino recorrido. Vuelta a empezar!

Un beso enorme, ojalá pudiera dároslo en persona.

Nereida dijo...

Paty, me duele mucho leerte así, pero no puedo más que darte ánimos porque vale la pena intentarlo, no tires la toalla, no te dejes vencer, que tarde o temprano lograrás tu sueño.
Mira, tengo una compi de un foro que tras numerosos y duros tratamientos de fertilidad no lograba su sueño, hasta que decidió tirar la toalla. La animamos entre todas para que no lo hiciera, que lo intentara al menos una vez más, y bueno, espera mellizos...
Así que ánimo niña, que no todo está perdido... un besazo!