viernes, 16 de octubre de 2009

16 de octubre de 2009 (35+3 semanas)

Esta semana está siendo realmente intensa en nuestro embarazo. Sigo teniendo contracciones y bastantes dolores de espalda, pero llevo un par de días en que no veo la situación como de parto, así que me encuentro algo más tranquila. Intento no hacer casi nada en casa y espero a que esté papá, por si me da la pájara. Y, claro, noto que se me cae la casa encima y me aburro soporíferamente. A veces lo pienso y veo lo absurdo de eso, porque tengo libros para leer, la tele, el punto de cruz... Pero es que no me apetece nada de nada. En fin, me regodeo en mi propia pereza y cansancio.

Cuando hablo de semana intensa me refiero más bien a que el lunes, después de intentarlo todo el puente, pudimos visitar Acuario. Nos atendió un matrón muy joven y simpático llamado Fabio. Le pregunté de todo y me sorprendió su franqueza, además de lo bien que me lo explicó todo. Pudimos ver los dos paritorios y todas las instalaciones. Sentí que estaba en un lugar muy familiar, que ahí estaremos cómodos y podré traerte al mundo rodeada de respeto y cariño. No sólo eso, sino que además noté una enorme seguridad, esa sensación de que todo iría bien. Espero que mis sensaciones al respecto se vean colmadas en el momento en que decidas venir a nuestras vidas.

Otro aspecto que hace realmente especial esta semana, es que por primera vez te muestras tan claramente en mi barriga que papá está enamorado de ella. Aunque no lo diga, lo noto. Le veo la carita cuando nota tus revolcones y se me llena el corazón. Me hace tan feliz que sea así, que te ame tanto como yo y que lo viva de primera mano... Espero que no te adelantes mucho y que pueda saborear este momento (bueno, y yo jejeje).

Con Xavi la cosa es algo distinta, porque no expresa mucho lo que siente al respecto. Él elige el momento y el lugar para hablar de ti, pero sin forzarle ni preguntarle. Y creo que lo mejor es respetarle y darle su tiempo y su espacio. Cuando menos me lo espero, me acaricia y besa la barriga, y es de verdad hermoso, porque sé que es espontáneo. De momento, me sobra.



Bueno, Joel, hasta aquí por hoy. Te quiero.




2 comentarios:

Mama Blue! dijo...

q hermosas palabras, me alegro q todo vaya bien. Y el dolor de espalda y contracciones es de esperarse para estas semanas, es q ya falta muy poco!


besos

Jenny dijo...

Siento mucho lo ocurrido bonita.Como te he dicho en el foro,aquí nos tienes para lo que necesites.Es increible que ocurran estas cosas.
un besito muy fuerte y muchos ánimos aunque sea tan dificil ahora.