martes, 10 de marzo de 2009

10 de marzo de 2009

Hoy me encuentro un poco revueltilla, pero al menos he podido descansar toda la noche, aunque el papi tenía el turno de noche... Me da un poco de pena que haya coincidido así, porque en este momento lo que más me apetece es estar a su ladito, darnos amorcito y disfrutar de las nuevas ideas y de nuestro proyecto en común: tú, nuestro bebé.

También noto desde hace unos días que tengo cambios de humor, sobre todo porque pierdo la paciencia con una rapidez pasmosa. Es como si me quisiera sumergir en mi misma y me enfadara con cualquiera que quisiera sacarme de ese ensimismamiento. Supongo que necesito asimilar que estás conmigo, que al fin he cumplido mi sueño.

Papá y yo soñamos con el momento de cruzar la puerta de nuestra casa contigo en brazos. Será precioso poder mostrarte nuestro hogar y verte crecer al lado de nuestro primer amorcito, Xavi, que tantas ganas tiene de verte.

Hoy he llamado al médico, a Enrique Lebrero, para que nos muestre por primera vez tu imagen. No me puedo imaginar lo emocionante que será verte y ver cómo tu hermano alucina con Judith/Erik (que creo que son los nombres definitivos, pero quién sabe jejeje). El día 24 de marzo de 2009 espero verte latiendo feliz y bien enganchado en mi útero. Te quiero, mi pequeño granito de arroz!