miércoles, 25 de marzo de 2009

25 de marzo de 2009 (6+1)

Hoy estoy como adormilada y no sé si es porque me he relajado o porque en una semana las cosas han cambiado mucho. Lo que no cambia es el estado de eterna felicidad que nos rodea. Sólo me veo alterada por el enorme y desaconsejable estrés de los últimos días. Poco a poco tendré que ir cediendo y dejando ciertos trabajos que no me compensan. Necesito más tiempo libre para descansar, para acunarte aunque sólo sea en mi mente y para pensarte.

Ayer al fin fuimos a la consulta del gine y pudimos verte en la ecografía. Enrique no es muy dado a triunfalismos y nos insistió repetidamente en que era pronto, en que a lo mejor no se veía bien y, sobre todo, en que hasta superar la selección embrionaria del primer trimestre, no podemos lanzar las campanas al vuelo. Pero sé que lo conseguirás, que vienes muy sano (sí, parece ser que eres uno ufff) y que en noviembre a más tardar estarás en nuestros brazos, porque en nuestras vidas ya estás desde el minuto cero.

Xavi nos acompañó y estaba muy feliz de verse incluido en todo este torbellino. ¿Cómo no iba a ser así? si es nuestro amor. Aunque él cree en su fantasía infantil que vas a nacer ya mismo.

Bueno, aquí te dejo una fotito de recuerdo: