jueves, 19 de marzo de 2009

19 de marzo de 2009

Hola, lentejita! porque ya has crecido un poquitín y lo de granito de arroz quizá está desfasado jajaja.

Hoy es un día muy especial, porque no sólo es el día grande de las Fallas, sino que además es el 37º cumpleaños de papá y el Día del Padre (esto último ya descubrirás que es más una estrategia comercial que otra cosa, pero a papá le hace ilusión que le felicitemos ;) ). Como no se decidía con lo que quería, al final fue y se compró el regalo él mismo :S: la guitarra, la pistola y la estación de carga de la Wii.

Al no atrevernos a ir a Valencia a ver las fallas y la mascletà, lo hemos visto por la tele. Cual ha sido nuestra sorpresa cuando en el parque enfrente de casa nos han puesto nuestra propia mascletà. Me ha hecho mucha ilusión poder percibir ese olor de la pólvora que tantos recuerdos maravillosos me evoca.

Mi cuerpo empieza a cambiar, sin prisa pero sin pausa. Los pechos me duelen una barbaridad. Mañana tendré que ir a comprar sujetadores nuevos. Además, me he levantado un poco irritada, como si las hormonas me estuvieran agriando el carácter... Menos mal que tu papá es el mejor de los maridos, porque para aguantarme hoy hay que tener muuuucha paciencia. Se lo compensaré.

Te confieso que estos últimos días sufro mucho por ti, me da un miedo horrible que no estés bien y que cuando vaya al gine no te vea en la ecografía. Sé que es una tontería, porque en mi fuero interno sé que te veré muy bien, tu corazoncito latiendo con muchísima vida y mi cuerpo acunándote con mucho amor.

Bueno, mi cielo, te dejo por hoy, nos vamos a tomar un heladito a tu salud.

Paty, semana 5+2